Paolo Manzo

Latinos

Identifican en un basurero los restos de uno del los 43 normalistas desaparecidos

7 Dicembre Dic 2014 0330 07 dicembre 2014
  • ...

"Compañeros, a todos los que nos han apoyado soy ALEXANDER MORA VENANCIO. A través de esta voz les hablo, soy uno de los 43 caídos del día 26 de Septiembre en manos del narcogobierno. Hoy 6 de diciembre le confirmaron los peritos Argentinos a mi padre que uno de los fragmentos de mis huesos encontrados me corresponden.

Me siento orgulloso de ustedes que han levantado mi voz, el coraje y mi espíritu libertario. No dejen a mi padre sólo con mi pesar, para él significo prácticamente todo, la esperanza, el orgullo, su esfuerzo, su trabajo y su dignidad. Te invito que redobles tu lucha. Que mi muerte no sea en vano. Toma la mejor decisión pero no me olvides. Rectifica si es posible pero no perdones. Este es mi mensaje. Hermanos hasta la victoria".

Lo que acaban de leer es el comunicado escrito por integrantes del comité estudiantil de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa que, a través de su página Facebook, han elegido de "concederle la palabra" directamente a Alexander. Una forma para dejar bien claro que ni los ideales que el estudiante perseguía ni la lucha de los demás van a parar, todo lo contrario.

La pesadilla que casi todos esperaban llegó así a concretizarse.

Hoy los médicos forenses argentinos que en conjunto con la PRG están analizando hace dos meses los restos encontrados en la tantas fosas comunes de Cocula, en el estado de Guerrero, llegaron a la conclusión que un fragmento de hueso y una muela pertenecen a Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas desaparecidos.

La noticia fue un choque para los padres de los normalistas que, hasta ayer, esperaban todavía el regreso con vida de sus hijos, rechazando la versión oficial de la PRG.

Por suerte que cuando llegó la noticia había un psicólogo a su lado.

Hace más de un mes unos presuntos sicarios de los normalistas habían confesado de haber primero quemado los cuerpos de los 43 en un basurero de Cocula para después tirar sus restos calcinados en un río alrededor de esa ciudad que dista apenas 22 Km de Iguala.

Identificar los restos de los otros estudiantes desaparecidos podrá llevar meses según las autoridades y aún no hay certeza que se logrará a encontrar el DNA de todos los 42. Una cosa pero es cierta, que gracias al movimiento #YaMeCanse2 por todo ese periodo en México continuarán las manifestaciones contra el gobierno, desgastando aun más la imagen del presidente Enrique Peña Nieto.